TOMA CONTROL DE TU PROYECTO



Todos somos emprendedores, todos tenemos un proyecto, nuestra familia, nuestra casa, nuestros hijos, nuestros negocios, todos son proyectos y necesitan ser llevados con un plan y controles. 

Pero, hablemos de negocio, si eres emprendedor, necesitas tomar control de ese proyecto que estas realizando y la mejor recomendación que puedo darte es tener un plan maestro, que te ayude a tener una guía de tu camino hacia el éxito o hacia dónde quieres llegar.

Planificar es una tarea que a muchos no nos gusta o no vemos la importancia en invertir ese tiempo de sentarte, proyectarte a 5 años, cómo quieres llegar allá, qué harás para llegar allá, cuánto dinero invertir, cómo medir mis retornos, entre otros factores; es cierto, no es muy sencillo, pero es necesario, de lo contrario estarías llevando un proyecto con los ojos vendados; Hasta es posible que vayas con el ritmo de lo que te recomiendan y de lo que escuchas, pero sin un rumbo establecido. 

Te cuento que, no solo las grandes empresas deben planificar, de hecho es más importante planificar cuando estamos iniciando un negocio, porque es como un bebe que necesita tu atención, cuidado, tu guía y tu energía.

¿Cómo iniciar mi plan de trabajo? 

Un plan maestro debe cubrir muchas áreas profesionales como las finanzas y los trámites legales, que usualmente dejamos en manos de esos expertos, pero, ¿qué pasa con la promoción de tu proyecto?, ¿Cómo vendes tu producto? ¿Dónde contactas a tu cliente? Tal vez dirás: A bueno normal, eso es más fácil; un amigo te cuenta lo que le funcionó, lo copias, vas a un taller te enteras de otra cosa y la aplicas, luego te metes a Youtube, encuentras una herramienta y también la aplicas, creas una cuenta de Instagram, otra de Facebook, subes fotos “lindas de tus productos” y listo, ya estoy haciendo mercadeo! Internet es lo máximo y definitivamente, el que no aprende hoy día, es porque no quiere, pero cuidado, no todo lo que esta ahí es lo que tú negocio necesita y muy probablemente estés perdiendo tiempo, energía y hasta dinero.

1-Inicia poniendo metas claras, hacia dónde quieres ir, cómo ves tu negocio en 3 años y en 5 años, y después pregúntate ¿cómo lo voy a lograr? Y ¿qué debo hacer para lograrlo? Tómate tu tiempo, trabaja fuerte en esas respuestas, escríbelas y evita frases como: “tengo que trabajar fuerte para lograrlo” más bien, desarrolla las acciones que debes tomar, que cosas debes mover, cambiar, ejecutar para lograr esas metas. 

2-Realiza filtro de toda la información que recibes, piensa si esas ideas o sugerencias que te dan, van de la mano con las respuestas que escribiste, sólo quédate con lo que necesitas, con lo que realmente te aporta. 

3-¿Quién es tu cliente y dónde está? Vendo aretes, mis clientes son mujeres, pero los colores y diseños ¿son para señoras o jóvenes o niñas? ¿Dónde encuentras esas personas? Hago arreglos de flores, ¿para fiestas? ¿Para regalos? Vendo seguros, tu fuerte son los planes familiares o corporativos, ¿dónde encuentras tus clientes? 






Tomar control es conocer tu proyecto desde su creación hasta llevarlo al éxito, no te dejes llevar por las modas o tendencias, no omitas las etapas de tu proyecto, conócelo y toma el control para que veas resultados de éxitos. 

Si tienes dudas, escríbeme a mayulyg18@gmail.com y con gusto nos tomamos un café. 
Gracias por leer hasta aquí y sígueme en Instagram como @mayulygonzàlez8
Un fuerte abrazo desde el corazón

Mayuly