DEJA TU MARCA EN LA MENTE DEL CLIENTE




























Desde mi lugar favorito, para un delicioso café, te contaré un poco acerca del posicionamiento de marca en la mente del cliente.
Y es que, crear un proyecto, y cumplir con los elementos de diferenciación, con su propuesta de valor y con su propia esencia, son un gran paso para que, esté y permanezca en la mente del cliente.

Toma papel y lápiz y hagamos un ejercicio, anota las respuestas a las siguientes preguntas:
1. ¿Cuál es el shampoo que usas? 
2. ¿En qué lugar mandas hacer los postres para fiestas familiares? 
3. Menciona un almacén donde compras ropa con más frecuencia
4. ¿En qué lugar haces las compras de alimentos (el de mayor frecuencia) 
5. ¿Cuál es tu lugar preferido para tomar un café? 
Ahora, justo al lado de cada respuesta escribe la razón por la cual los seleccionaste, puede ser por el precio, por comodidad, por tradición, por calidad… hay muchas razones, define cuál es la principal de cada pregunta. 

Cada respuesta que hayas dado es parte de la propuesta de valor de esas marcas y su diferenciador entre tantas otras. En el mercado existen más de 10 marcas de shampoo, mas 20 sitios para tomar un café y más de 100 almacenes de ropa, pero escogiste 1 o tendrás 5 de tu preferencia, pero tienen una razón especial para ti. Yo, por ejemplo hago supermercado en 3 lugares (carnes en un sitio, varios en otro sitio, verduras legumbres en otro sitio) por precio, comodidad y calidad. 

Seguimos trabajando con estas 5 marcas que escogiste para tus respuestas, tienes idea cuánto han trabajado para posicionar su marca en ti?, han logrado, que al momento de pensar en una necesidad, sean tu primera opción y a la vez lo recomiendes a otros, este es el mejor ejemplo de posicionamiento de marca. 

¿Cuántos queremos estar en la mente de nuestros clientes?

Cuando logras un buen posicionamiento, creas una diferencia en cuanto a los demás y te hace único. El posicionamiento debemos construirlo y se logra con la interacción de la marca con el cliente/usuario. 
Como marca puedes tener una idea de lo que eres y lo que quieres, pero sin una buena estrategia puede que no estés reflejándote como deseas. Es decir, que tus usuarios te podrían estar percibiendo de una manera distinta y esto es muy negativo para el negocio, te aleja de los objetivos y hasta podría crear una mala reputación. 

El primer paso para un buen posicionamiento es mantener el contacto con el público objetivo y con el mercado en general a través de estudios de mercados, encuestas, networking, entre otros. Hay que salir a la calle a relacionarse e investigar qué opinan y qué esperan de la marca, por lo que siempre recomiendo que no dejes todo el trabajo a las redes sociales. 

¿Qué necesitamos saber para trabajar en el posicionamiento?

 Si buscamos diferenciación, es un poco absurdo copiarnos de otras marcas. Existen varios tipos y estrategias de posicionamiento que son útiles para empezar a ubicar y potenciar el aspecto clave que nos diferenciará del resto. 
Aquí te dejo una guía que te servirá para empezar a reconocer en qué espacio de nuestro negocio está eso que nos hace ser una marca distinta, pero recuerda que cada una tendrá adicional su propia esencia. 
  • Atributo: el objetivo es posicionarse a través de una característica diferenciadora y potente que tenga la marca. 
  • Beneficio: se enfoca en resaltar los beneficios que aporta el producto y/o servicio.
  • Calidad o precio: se enfoca en la relación calidad-precio. Es una estrategia muy usada por las  marcas de lujo. 
  • Competidor: se centra en la comparación con competidores o con alguno en                 específico resaltando los factores que hacen de esa marca mejor que el resto. 
  • Uso o aplicación: se trata de posicionar respecto al momento de uso o la forma de aplicación.
  • Estilo de vida: esta estrategia se centra en posicionarse según el estilo de vida de su público objetivo. Es un factor diferenciador muy potente, ya que las personas suelen sentirse más afines a una marca que comparte sus intereses y ritmo de vida. 


En espacios como Internet, es fácil que una nueva marca pase completamente desapercibida, no obstante, bien ejecutado, el posicionamiento de marca da la oportunidad de hablar directamente con la audiencia objetivo, rompiendo con todo ese ruido digital de este espacio. En lugar de lanzar “flechas al aire”, el posicionamiento ayuda a hablarle a la audiencia correcta. 

Tener un plan de mercadeo te lleva a crear una estrategia y con ella un orden específico de pasos que debes seguir para lograr ese posicionamiento y fidelización en los clientes, te los comparto aquí para que los puedas tener muy presente en tu desarrollo de proyecto.
            1. Identificar cuál es tu mercado 
            2. Debes ser diferente a los demás, no imites 
            3. Crear un mensaje correcto para tu cliente ideal 
            4. Atraer a la audiencia filtrada 
            5. Logra conectar con el cliente

Me encanta que hayas llegado hasta aquí, te veo el próximo miércoles de recarga; para consultas o comentarios puedes escribirme a mayulyg18@gmail.com y seguirme en @mayulygonzalez8

Un fuerte abrazo desde el corazón

Mayuly